De los Trabajadores, (…y del trabajo).

DE LOS TRABAJADORES. (…y DEL TRABAJO).

Otro año más llegamos al primero de Mayo.

No hace falta haberlo vivido para estar al tanto de que hace años esa fecha tuvo un valor que hoy día, más que nunca en lo que a mi experiencia personal se refiere, es necesario que recuperemos entre Tod@s. Tampoco hace falta haber estado presente o consciente ( que de todo hay) para saber que cuando esa fecha tuvo verdadero valor fue en aquellos momentos en que las oligarquias veían acercarse con temor su llegada, cosa que hoy no ha estado ocurriendo; coincidiendo antagónicamente con un desarrollo excepcional de los medios de comunicación y de relación social, que lejos de haber servido para la unificación, ha venido contrariamente a producir lo contrario; probablemente unido todo ello a la falta de tiempo personal y en un mundo donde hacer sacrificios por el ajeno es más propio de colocar una equix en una casilla de la declaración de la renta ( con consecuencias totalmente contrarias, que todo hay que decirlo, y daría para otro artículo), o hacer una pequeña donación en momentos puntuales en la mayoría de los casos mediatizados y emocionalmente condicionados. ( Claro que también te puedes echar un cubo de agua fresquita por encima de la cabeza, grabarlo en video, colgarlo en You Tube  e invitar a otro al que quieres ver bien jodido pasando frio, sin poner un solo céntimo como han mostrado todos los ilustres ricachones futboleros de este pais en esa famosa campaña. – Por cierto que también hoy han hecho acto de presencia en una reunión para convocar una huelga del “Furbo Pofezioná”, …¡mandan güevos! El día 1 no eran trabajadores y el día 6 si, lo mismo tenemos que terminar cambiando la fecha del Día Internacional del Trabajo”)

Como decía pasó ese tiempo con la ayuda de agentes externos más interesados en hacernos creer libres por la acumulación de bienes y derechos en relación únicamente a ellos, para convertirnos en clientes de sus abyectos intereses. Pasó aquel tiempo en que una fecha era simbólica y no consecuencia de la maquinaria mercantilista a la que la gran mayoría ( Si, la gran mayoría ) hace la ola haciendo uso inconsciente de sus premisas de incorporación al imaginario popular de que uno es más libre cuanto más posibilidad y capacidad tiene de utilizar su libre decisión, que no libre albedrío, en posicionar mediante su poder económico, o más concretamente poder de adquisición, su nivel de vida, encontrándonos, en la gran mayoria de casos ( Si, ..la gran mayoría), con que la repercusión del nivel intelectual en ese “ascenso social” brilla por su ausencia,  carece de relevancia, ¡y lo que es peor! permite posicionarse socialmente en los círculos sociales de proximidad sin que en el mismo se perciban estas carencias intelectuales, culturales, solidarias, educativas y educacionales, y algunas más, incluso adquiriendo niveles de reconocimiento profesional, mediático, familiar…, Pero ya se sabe, ..en el pais de los ciegos (para introducir esta reflexión/sentencia he pedido opinión a dos personas invidentes – una de nacimiento y la segunda como consecuencia de un accidente – que me han mostrado su aceptación respecto de su inclusión no mostrándose ofendidos por ello, o siquiera por su existencia ( Claro ambas personas son lo que diríamos “personas leidas” aún con su aparente dificultad )

Pero bueno, que me “descentro”.

Decía que hoy día el mercantilismo hace perder validez y vigencia a los momentos más interesantes de una vida, haciendo que de un nacimiento se derive toda una suerte de estrategias de manipulación dirigidas a convertir a ese ser inconsciente desde ese momento en   otro ente consumista, cuyo valor principal social van a tratar de situar precisamente en ese índice; única y exclusivamente. Y esto hasta el punto de tener que escuchar a los agentes más sociales del mundo llamar a la recuperación económica mundial mediante “la activación del consumo”. A lo mejor convendría tener mentes más interesantes al frente o al lado de las propuestas, que consiguieran hacer ver a la ciudadanía, en su sentido más amplio, lo interesante de las propuestas desde la credibilidad y no perderse tanto en el estudio de la pose, la frase, el aspecto u otros, y variar ese discurso/mensaje por uno más dirigido hacia el consumo responsable, la autogestión o el decrecimiento, con todo lo que esos discursos introducen en cuanto a ser alternativas a ese otro modelo depredador de los recursos y de las conciencias.

Y aquí entronca el verdadero objetivo de este post.

El día 1 de Mayo el proletariado internacional sale a las calles para mostrar su satisfacción sobre los logros y derechos conseguidos en algunas ocasiones, para reivindicar la pérdida de los mismos en otras ocasiones; para manifestar su malestar por la deriva socio-política en otras, hacer pública y relevante la existencia de situaciones de riesgo que bien pudieran ser el producto de la experimentación de las oligarquias sobre la reacción/respuesta colectiva previa a la imposición de un modelo o estrategia destinada a ser implantada, y por tanto con el objetivo de impedirlas…

Pero solo salen, …unos pocos

Como si de un auto-genocidio se tratara los trabajadores de este pais en su gran mayoría ( Si, en su gran mayoría) aprovechan la fecha para iniciar el famoso “puente de mayo”. Acuden a las grandes superficies a hacer uso de su poder adquisitivo y mal uso de su libertad. Determinan desde su pasividad la autorización tácita para que cuando el lunes acuden a sus temporales puestos de trabajo su jornada se alargue más allá del tiempo por el que son remunerados, en pocas ocasiones bien, y en las más, mal y a destiempo, se abuse de sus categorías y funciones, se les humille en el trato personal, o se les explote con prepotencia y alevosía propias de regímenes no democráticos; lo que desgraciadamente, pero afortunadamente a la vez ( curioso antagonismo ¿verdad? ) pone dicha realidad de  manifiesto, a pesar de que muchas y muchos se nieguen a reconocerlo, ..o siendo totalmente conscientes de ello a admitirlo.

Desconocen el significado de la solidaridad, la lucha colectiva y la conciencia de clases. Piensan muchos de ellos que han dejado de ser trabajadores porque realizan su labor en despachos, oficinas, mesas con ordenadores y elementos tecnológicos de comunicación universal. Desprecian el sindicalismo al que tachan de ineficaz, incompetente o en la manifestación más grande de ultramemia que te puedes echar a la cara, ..de innecesario. Ignoran que sus mesas, sillas,  sistemas de climatización, maquinaria y herramientas de trabajo, respeto por su labor, derechos, convenios o estabilidad dependen en gran medida de la continua sensación que el Patrón debe tener de que  “no todo vale”. Saben en cambio que en los despachos de dirección que albergan desgraciadamente a “Los Judas del Proletariado” se encuentran también trabajadores que tras su labor de opresión a los compañeros /camaradas en beneficio de los intereses de la empresa, serán despreciados y arrojados al fango.

Es por ello que es un auto-genocidio…

Esperan beneficiarse de la lucha del resto y de los logros obtenidos, que a día de hoy son una realidad gracias al sudor y a la sangre de personas a las que todos debemos mucho y entregaron incluso sus vidas por todos nosotros sin que de ellos hablara nominalmente ninguna biblia como de aquel mártir literario, y no sé si real, llamado Jesús de Nazareth en el momento de su sacrificio.

No arriesgan su ¿estabilidad? laboral un ápice contradiciendo las órdenes de la empresa, el jefe, El Patrón, el encargado, el supervisor, el responsable de departamento, el hijo del jefe, o su puta madre. Y a la vez hacen peligrar la autodefensa, convirténdose en cómplices de un sistema de opresión execrable dentro del ámbito laboral que genera no pocos problemas a aquellos que más tarde serán tachados de inconformistas, inadaptados, polémicos, agitadores, folloneros, bravucones,  …en defintiva, como todos sabemos, …conflictivos

Son como la SS del III Reich alemán de Adolf Hitler, y sin embargo salen a la sociedad ahítos de orgullo y éxito. Campan por el mundo generando desigualdad, luchan cada  día por ascender otro peldaño en su status social y no conocen de la amistad en absoluto. Son repelentes en su forma de ser, estar y sentir. Ostentan el poder, cedido temporalmente, tras haber vivido la opresión desde el lado del oprimido en el pasado. Pueden estar en una oficina, en el tajo, en un centro comercial, en la función pública,  en una franquicia, en una multinacional, una pequeña empresa familiar, o incluso, creedme, en una organización sindical.

Vigilan, vigilan y vigilan siquiera sin saberlo; sin ser conscientes de que su labor principal es evitar el conflicto que merme los objetivos de los que les mal pagan por lo que hacen. Sin advertir en absoluto su fragilidad, y por supuesto incapaces de identificar de forma previa las señales que podrían alejarles de esa senda y reencontrarse en la lucha colectiva con sus compañeros. Aunque claro, quizás para muchos de ellos, la vuelta es imposible, atenazados como están por sus puestos, desconfiados de todo aquello que pueda atentar contra su posición y su status, atrapados en definitiva por aquello que mencionaba al principio que les convierte en una máquina consumista, satisfactoriamente creen ellos de orden superior, al poder acceder a bienes, servicios, productos y sobre todo marcas, a las que “Los Otros” no pueden.

Pero compañeros, no olvidemos nunca que pese a entender su existencia, acceder perdonando a su reincorporación o simplemente incorporación a nuestra lucha diaria, debemos ser cautos, porque dentro de esta selva, son el depredador más peligroso.

Desde las oligarquías están diseñando un nuevo concepto de la tenencia del trabajo. Ese modelo se basa en la sustitución de las “piezas de inestabilidad”(conflictivos) por “elementos colaboracionistas”(integrados), a fin de imponer un nuevo modelo de propiedad, que pasará del actual en el que se defiende la propiedad del trabajo como elemento de derecho de una parte de la plusvalía, a otro más relacionado con convertír ese trabajo en una pieza financiera de previsibles consecuencias que convertirá a las empresas en las que trabajamos en las propietarias a modo de bancos de los créditos de que dispongamos para vivienda o consumo.

Es lo que tiene asistir a la realidad de este pais y de este continente. Escuchar y estudiar los elementos que configuran los nuevos proyectos internacionales de comercio y financieros. Interpretar el comportamiento humano, su depredadora insolidaria insaciabilidad, los efectos de las políticas de inclusión/exclusión social, el devastador, ingenuo e irresponsable comportamiento de nuestra especie. La aceptación de la opresión, la desigualdad, la extorsión, los exterminios sistemáticos, el terrorismo financiero, la corrupción, y muchas más indeseables realidades cotidianas como si de hechos naturales se tratara.

Cambiar los modelos de producción, las conciencias con las que cederemos este planeta a nustros hijos, nuestros propios intereses en algo colectivo, nuestras necesidades reales, y nuestro nivel de exigencia puede salvarnos del colapso. Sino lo hacemos…, …Cuando la afirmación que en este texto se encuentra subrayada o en negrita sea una realidad.., no sé,

Pensad..,

@IzquierdasInfoM

PD: ..Y, por favor, no dejéis de hacerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s